lunes, 16 de marzo de 2009

Resumen de un cuento para dormir...

En la rica literatura celta existe un cuento cuya esencia es la siguiente: En lo más recóndito de un bosque de robles, existe una vieja choza. En ella habita una fea y horripilante bruja. Su rostro surcado de arrugas, quemado por el sol, curtido por el aire y por el frio. Su caminar es lento, cojea de un pie, a la vez que murmura maldiciones contra toda la existencia.

Un día soleado de primavera pasaba un caballero a lomos de un bravo corcel. Los que conocían al caballero decían de él que era cortés y educado, valiente y noble, sereno y honesto. Había combatido en muchas batallas, había derrotado a infinidad de dragones, había hecho de las armas su única vida. Sin embargo, su vida de éxitos y reconocimientos no mermaron su alma sincera y gentil. Y ásí cantaba nuestro caballero por el bosque de robles, cuando llegó frente a la casa de la bruja. Gritó con su potente voz preguntando quién vivía en aquel lugar abandonado. No tardó demasiado en salir la bruja alterada ante la visita de tan bello caballero. "Decidme buena mujer quién sois vos y hacia dónde llevan mis pasos", la bruja carraspeó al hablar y con voz ronca y trémula le respondió "acaso no veis quien soy, el ser más abominable que existe. En cuanto a vuestro camino, seguid el arroyo y llegaréis a una fortaleza donde seréis atendido". El caballero sintió lástima por la bruja y decidió quedarse con ella esa noche. La bruja comenzó a hablar sobre muchas cosas, contó hermosos cuentos sobre reyes olvidados, sobre batallas entre dioses. También habló de astronomía y ciencias de todo tipo.

El caballero quedó impresionado por su sabiduría y se dijo así mismo que pasaría un tiempo con aquella mujer de aspecto macilento, pero de profundos conocimientos. Y así pasaron los días... El caballero aprendiendo conocimientos ocultos y la bruja volviendo a sentir en su corazón las ganas de vivir. Pero... como todo en la vida, las cosas llegan a su fin. El caballero debía partir. Grande fue el lamento de los dos. Y fue en una mañana de invierno, helada y fría, de cielo plomizo y cuervos en busca de sus inocentes presas, cuando el héroe decidió partir. La bruja lloraba en su corazón antaño roca, el caballero cabizbajo agradecía a la bruja sus muchos consejos, "gracias noble mujer por vuestra infinita sabiduría, os prometo mi eterno agradecimiento", la bruja respondió "caballero, quiero de vos un único favor, que me deis un beso". El caballero no dudó en besar a la bruja con todo su afecto. Al instante el cielo clareó, el halo oscuro que rodeaba a aquel lugar se transformó en luz pura y azul y la bruja se transformó en una bella princesa que ofrecía todo su reino al caballero. El caballero aceptó encantado todo lo que la bruja le regalaba y en su corazón nació la flor cuya semilla fue plantada por la mujer aquel dia de verano cuando se vieron por primera vez.


No puedo evitar preguntarme si realmente los cuentos son para los niños.

7 comentarios:

iontxu dijo...

Suena a clásico, pero al final son los mejores :)
¿Cómo se llama el cuento completo?

Marc Costa i Sitjà dijo...

No puedo dejar de sentirme ese caballero, siempre con tintes modificados. Preciosa historia que ya me contaste un día Jose. Tendrás respuesta en breve. Un abrazo.

José Luis Díaz dijo...

muchas gracias por los comentarios!!
@ Ión: sí, así es, es un cuento clásico de esos de disney que tiene sus raíces celtas como casi todos los cuentos. En cuanto al nombre, forma parte de unos relatos populares, así que no tengo ni idea jejeje!
@ Marc: Espero esa respuesta ;)

ricardo dijo...

En el mundo real cuando uno le da un beso a una fea sigue siendo fea. No lo recomiendo.

Noe Domènech* dijo...

Cuando tu besas a alguien es porque esa persona te transmite algo, quizás es su olor, quizás es su pelo, quizás es su voz, quizás su elocuencia, no sé. Besar a una guapa por besar es como besar una foto, es frío, plano, sin sentido. A mi sí me ha gustado la historia pq en realidad, al final, a través de los años cuando uno se arruga y deja de ser joven lo único que queda es, pues eso, la bruja del cuento que ni es bruja ni es cuento.

José Luis Díaz dijo...

Gracias Noe, veo que has captado la esencia del cuento. Parece un tópico, pero en realidad no lo es. Como muy bien dices, la belleza por sí misma es fría, no transmite nada. Lo que hay detrás de la belleza o de la no belleza, eso es lo que realmente merece la pena y eso es algo subjetivo que cada uno valora a su manera.

Gracias otra vez!

ricardo dijo...

Cuando lo que una persona me transmite es su olor procuro no besarla... ;)