sábado, 21 de noviembre de 2009

La Creación

por nuestro colaborador Jesucristo Superestar. Que espero que vuelva a colaborar con nosotros.

Al principio, todo es oscuridad. Una oscuridad negra y profunda. Una oscuridad tan completa y tan homogeneizante que se llega a dudar de que algo –incluso el color negro que todo lo inunda- exista realmente. No hay contornos, no hay figuras; nada delimita esta completa ausencia de materia. Parece ser que en este universo la res extensa jamás ha sido aprehendida, jamás ha sido imaginada siquiera.


Ni siquiera yo, narrador omnisciente, tengo cuerpo; únicamente tengo alma. Al principio fue el verbo. Y mi verbo es un alma ingénita que se mece extáticamente sobre este vacío eterno, en el que no existe nada y jamás ha existido nada. Desde siempre. Me creo poderoso, sin embargo. No puedo hacer nada, soy sólo conciencia, y puedo hacerlo todo al mismo tiempo. En esta realidad los términos todo y nada se confunden; porque puedo hacerlo todo, pero aquí todo es nada. Soy omnipotente e inútil al mismo tiempo.

Pero me creo poderoso, me repito. Me encuentro en un paraíso virgen de no realidad. O, más bien, de no realidad todavía. El negro y la oscuridad, el vacío, es el estado embrionario de todo lo demás. Me impera la sensación de que lo que va a ser imaginado va a convertirse ipso facto en realidad, en el primer elemento de este universo por nacer. Nacerá del negro y reemplazará el negro.


Todavía no he imaginado nada, soy solo pensamiento, verbo, no imaginación. Al principio –repito-, fue el verbo. Pero puedo imaginar, lo sé, soy poderoso, algún día imaginaré. Pero luego, me cabe la duda de que lo que voy a imaginar vaya a pertenecer al mundo interior mío, al de mi incipiente imaginación, o al mundo real, exterior, en el que reina la oscuridad y el negro. ¿Soy lo suficientemente poderoso para que esta realidad imaginada repercuta en la realidad real, la reemplace? ¿O morará únicamente dentro de mi intelecto eterno, de la sensibilidad de estar vivo que ni yo mismo soy capaz de comprender por qué tengo?

Y, esos elementos con los que pronto llenaré el espacio, ¿tendrán conciencia de mi existencia o se sorprenderán como yo por el hecho de estar cuando, lo más lógico, sería no estar? ¿Sabrán que no pertenecen a la realidad, sino únicamente a una imaginación mía que no es lo suficientemente poderosa como para comunicarse con la realidad real? ¿Y si esos elementos tuviesen también imaginación, pudiesen crear sus propios mundos y sus propios elementos imaginativos, todos hechos a mi imagen y mi semejanza?


De repente se me ocurre una idea, una idea genial. No entiendo como no se me ha podido ocurrir antes.

-Que se haga la luz.

Y la luz se hizo.

jueves, 19 de noviembre de 2009

Rhapsody (of Fire) ¡Vuelven!


Hace tiempo que quería escribir sobre mi grupo... "favorito", Rhapsody, Rhapsody of Fire para los legalistas; inventores, creadores del Metal Simfònico, por así decirlo, bautizadores de la rama del Metal que más se puso de moda hace menos de un lustro.

Rhapsody es un grupo que en general no necesita presentación, tan sólo dejaré unos vídeos para aquellos que tengan poca idea. El problema es que en 2007 después de 9 años de historia, tuvieron un problema legal gordísimo con su suello MCM (Magic Circle Music, Manowar y cía.); ello los tuvo en COMPLETO silencio durante unos 3 años, los fans y los seguidores del foro sobretodo (yo uno de ellos) casi perdimos la esperanza, de hecho yo mismo fui causante de cierto revuelo en su foro al publicar una entrevista en castellano de su cantante Fabio Lione.

Habiéndose perdido el auge de YouTube, MySpace, las redes sociales, Rhapsody vuelven con el gran, grandísimo desafío de recuperar la fé de los seguidores que la han perdido, que han evolucionado y enamorar de nuevo con su increíble música, cosa que no dudo. Vuelven con la continuación de su segunda Saga, en este caso el tercer capítulo (el que será su séptimo álbum de estudio): THE FROZEN TEARS OF ANGELS, el 5 de marzo de 2010.

La información completa del nuevo disco está en su web. Yo sólo quiero remarcar que esta notícia casi me hace saltar las lágrimas; llevo más de dos años entrando periodícamente en el foro esperándola, ésta... precisamente ésta.... The fire of the dragonflame will burn again... in our hearts, and this time.. forever!








Fanta de Naranja en mano

por nuestro colaborador Indulto para maravilla. Que espero que vuelva a colaborar con nosotros.

Jamás me he sentido una persona demasiado afortunada con el sexo. Es más: no lo soy en absoluto. Y no soy capaz de explicarme porqué. Me miro en el espejo cada mañana cuando me levanto y cada mañana descubro que no tengo mala apariencia física. Hago mucho deporte, voy al gimnasio. Soy inteligente. Mi expediente académico es bueno, pero debo confesar que no es brillante. Mi abuela me dice que tengo muy buena presencia, y yo me la creo. Y puedo hablar, tengo amigos. Me gusta reunirme con ellos, en el bar. La mayoría de las veces hablamos y, algunas veces, incluso reímos.


Pero, no entiendo porqué, ellos han pasado por varias novias repetidas veces, alternando entre unas cuantas al mismo tiempo incluso; pero yo no. Les gusta hablar sobre como se las han ido pasando de mano en mano y, mientras lo comentan, yo debo callarme. No tengo nada que decir y eso me entristece.

No entiendo porqué pero durante la noche, en los bares, mis amigos hablan con chicas, muchas chicas, decenas o centenares de chicas. Algunas noches las cuento, pocas. Normalmente únicamente les observo para intentar averiguar qué tienen ellos que yo no tenga. Me gusta observar sus conversaciones mudas por el excesivo volumen de la música, esa pantomima de gestos, sonrisas y miradas cuya letra me gusta imaginar. Hay muchas situaciones, un repertorio de pantomima relativamente extenso.


Pero llega un momento en que los patrones se empiezan a repetir. A veces son solo dos frases dispersas y ellas se alejan frunciendo los morros, a veces durante horas, rotando a través de los brazos de varios de mis amigos o permitiendo que las abracen por la cintura.

Yo, mientras, apoyado en la columna, les observo atentamente mientras bebo mi Fanta de Naranja, esperando algún hueco entre la huída de una chica y la llegada de otra nueva para intentar hablar con ellos.


No entiendo porque a mi las chicas no me hacen caso mientras que a ellos sí. Tengo una buena apariencia física, me peino y me ducho antes de salir de casa, soy inteligente. Deberé probar en estrenar aquella colonia cara que mi abuela me regaló por mi santo.



miércoles, 18 de noviembre de 2009

Erzébeth Báthory

Hace tiempo creo que dediqué una pequeña entrada a este tema, no voy a rebuscar en el olvido, por aquello del tiempo. Se trata de la "semi-leyenda" de la contesa Erzébeth, un sangriento personaje de cuento de terror; una contesa que entre otras cosas para intentar inmortalizar su belleza se bañaba en sangre de vírgenes; no hace poco una reedición del poema de Alejandra Pizarnik ilustrado por Santiago Caruso llegaba a mis manos; hace poco un documental se ha proyectado en Argentina (creo) aquí os lo dejo:

Ciclo Biografías Fantásticas: Erzsébet Báthory [Ilustrada por Santiago CARUSO] from santiagocaruso on Vimeo.

Semáforos, guardias...., no gracias.

"Orden vs Caos", alguien se imagina una situación similar en nuestras ciudades?., de ahí no salía nadie (indemne) vamos, ni un servidor por supuesto.

video

martes, 17 de noviembre de 2009

Problemas con el vestuario?.

Cambiarse de ropa...?, maletas....?, pero si es muy fácil.



Battle at Kruger

Ya me habían hablado de este vídeo y quizás ya se ha visto mucho pero yo lo he visionado hoy por primera vez y me ha parecido estupendo e impresionante.
El rey de la selva destronado por los súbditos en el Parque Nacional de Kruger, muestra como garras y uñas no siempre son imprescindibles para ganar una batalla. Las batallas las ganan los más fuertes, los más bien armados, con mayor poder pero deben ser a la vez ingeniosos, con estrategias de mando y normalmente triunfan, los que están más y mejor unidos.
También se dice que la mejor defensa es un buen ataque como se muestra en el vídeo, y el motivo del enfrentamiento, pueden ser muchos; esta vez es la protección de la descendencia, de la especie, la transmisión del genoma, la supervivencia que nos hace tan fuertes a los seres vivos, joder hasta qué punto!

Los muertos en el cementerio no juegan al mus

Normalmente no suelo hacer mucho caso de estos vídeos-chorra de broma, pero este, me hizo mucha gracia por lo que se llega a asustar la gente por una chorrada.

lunes, 16 de noviembre de 2009

CANCIÓN DE LA SEMANA: Rammstein - Fruhling in Paris

Hay quién lo diría que algo cómo esto...



inspiraría algo cómo esto...


(esta versión es de un fan que le ha añadido el piano, suena bien y no encuentro el original)

domingo, 15 de noviembre de 2009

"El Mal de la Joventut" de F. Bruckner


O lo que es lo mismo, "El Mal de la Joventud", sólo que esta vez el visionado fue en Barcelona, en la moderna y acojedora Sala Muntaner, en catalán claro.

De forma sintética definimos la obra como (cito): "El mal de la joventut es la historia de unos estudiantes de medicina que viven juntos en una casa en Viena, justo después de la I Guerra Mundial. Se encuentran a un paso de la vida adulta de un país, golpeado por la derrota de una guerra y donde se confrontan las ganas de superarse, con el ambiente pesimista y decepcionante de la Alemania de la posguerra."

A veces creo que hay que aproximarse a ciertas representaciones (teatrales), con los deberes hechos: contextualizarse, saber, saber lo que se va a ver; normalmente en el teatro bueno bueno, en ese que no se ve en las principales salas de las capitales con rosas, luces y guirnaldas, muchas veces cosas tan sencillas como el plano escénico o el contexto espacio-temporal no están nada claros; y poco se hace para evidenciarlo: si el texto lo hace mínimamente bien, y si no, pues también ¿Qué sucede entonces?

Pues que "no te enteras". Y luego siempre podemos tirar del Eufemismo "El texto es complicado". Dando eso por supuesto, cómo ya dije en las críticas que hice de Beckett, lo que nos queda es valorar las actuaciones, los actores, y cómo en este caso es además el principal motivo por el que fui a ver la obra (una amiga mía actuaba), por ello empezaré.

SUBLIME, todos, todos y cada uno de ellos; del que lleva des de la infancia en el arte escénico (Bernat Quintana) hasta la que termina de salir del Institut Nacional del Teatre (Mireia Illamola); la desnudez con la que se nos presentan ya des del principio: los actores están en el escenario según nos sentamos en las butacas y la inexistencia de bambalinas; los actores son espectadores de ellos mismos durante la actuación, junto con la ligereza de vestuario y la corredera de faltas expone como jamás había visto expuestos a unos actores frente a su público, olé director, señor Oriol Tarrason.


Por lo que se refiere a la obra; eso es algo más complicado, el "texto es difícil"; al principio cuesta entrar en contexto; yo no sabía nada de aquello de que estábamos después de la Gran Guerra así que en mi imaginación, el hecho de que hubiera 3 chicas estudiando medicina me trasladaba si no a la contemporaneidad a la modernidad; eso me perdió cuando entró una sirvienta, un escritorio rococó y algún iluso que se pretendía ganar la vida con la literatura; de hecho jamás llegué a situarme (para que engañarme); la soltadura de grandes sentencias de la vida (que intentaba relacionar con el devenir de la historia) era constante; cosa que me hizo perder cuánto más; así como el deseo del suicido y el devenir de la historia en ese sentido... algo que sin duda; de la mano del principio de la obra; estudiantes que en un principio pretendían salvar vidas; dispuestos a quitársela; quizá ese sería uno de los pocos puntazos que no se me escaparon para comprender el qué, poruqé, cómo, cuánto: La voluntad del autor Ferdinand Bruckner, de 22 años que quería reflejar la decadencia espiritual de la Alemania entreguerral; la turbulencia interna de unos estudiantes de medicina que no tienen dicha ni provecho, que pierden la perspectiva en una sociedad desgarrada y desgarradora; autodestruyéndose y destruyendo; chicas que estudian pero que se prostituyen se enlesbianan; un espectáulo que nos avisa de que la juventud tuvo un mal, y estuvo perdida.

Os la recomiendo, ahora ya, que estáis avisados; entradas. Hasta finales de noviembre.

V de Viñeta XXXI, Mafalda y el Gobierno