martes, 22 de septiembre de 2009

Sonata Arctica (IV), el insoportable peso de Silence

Partes anteriores:
Sonata Arctica (I), de Kemi a la Ecliptica

Sonata Arctica (II), la promesa de Ecliptica, la confirmación de Silence.
Sonata Arctica (III), la promesa cumplida; los reyes del País del Sol Naciente.

Crítica del nuevo disco "The Days of Grays".

No puede ser fácil para un grupo lanzar un nuevo disco después de publicar una asentada obra maestra; cualquier cosa decepcionará a la crítica y a algunos seguidores; y precisamente eso y nada más que eso es lo que le sucedió a Sonata con “Winterheart's Guild” (2003), sufrió a sus hombros el insoportable peso de Silence.

Recuerdo perfectamente esa tarde de febrero tomando el café con mis amigos; me vino Albert (que de vez en cuanto comenta en este blog y que es mi compañero del alma de conciertos) y me dijo que me pusiera los cascos; que había conseguido descargase el nuevo single de Sonata, “Victoria’s Secret”. Recuerdo cómo ya desde la primera escucha la canción me hechizó; al escucharla podía ver un camino en un bosque por la noche, con una luna llena en el fondo, unos fuegos fatuos y una mujer semidesnuda bailando en la mitad del camino; y si no, escuchad la canción (Por supuesto la canción se convertiría en constante en los conciertos)



Y salió “Winterheart's Guild”, así que se escuchó el disco y... de repente algo había sucedido; hay un cambio un tanto fundamental en Winterheart's Guild; para empezar los solos de guitarra han desaparecido prácticamente de las canciones; mientras antes eran una constante en todas ellas. Se habla de que Sonata se vieron obligados a publicar este álbum mucho antes de lo que ellos querían y se vieron obligados a terminar algunas canciones a duras penas. Seguramente la fecha impuesta por los tres discos de contrato con Spinefarm no permitó a Kakko asentarse para nuevas ideas después de las intensas giras y recepción que implicó Silence. De todas formas para muchos otros (que no para mí), Winterheart's Guild es el zénit al que hablando en concreto de power metal en el plano musical, Sonata ha alcanzado, es decir, mientras han hecho power, Wintersheart Guild es para muchos lo mejor que han hecho, veamos entonces los pormenores de este disco:

WINTERHEART'S GUILD (álbum) (2003)


1. Abandoned, Pleased, Brainwashed, Exploited
2. Gravenimage
3. The Cage
4. Silver Tongue
5. The Misery
6. Victoria's Secret
7. Champagne Bath
8. Broken
9. The Rest of the Sun Belongs To Me (Japanese Bonus Track)
10. The Ruins of My Life
11. Draw Me


Sonata se quedaron sin su teclado Miko Härkkin, así que para este disco, Tony compuso las partes básicas de los teclados, mientras que los solos de teclado fueron a cargo del maestro Jens Johanson, teclista de Stratovarius. Esto no significó mucho más que el hecho de que los pasajes de teclado de este disco son "especiales" muy buenos me atrevería a decir, no en vano, las capacidades de pianista de Tony (que se encargaba al principio de ellos) son un tanto limitadas; en la grabación de los teclados de "Ecliptica", se dice que no era él quien escribía los solos: eran solos de guitarra de Jani que luego sintetizaban y los utilizaban cuál teclado. Teclas aparte, es hora ya de empezar a desmenuzar este fantástico disco en sí mismo.

Como ya era costumbre, el álbum está iniciado por una canción endiabladamente rápida, que a mí en particular siempre me ha gustado mucho "Abandoned, pleased, brainwashed, exlpoided", pero que jamás melló entre los seguidores y ni siquiera entre el grupo, a pesar de que la usaran como apertura para su gira de 2003. De hecho por supuesto un nuevo disco de Sonata tenía que significar una nueva gira y por lo tanto otra oportunidad de poder verlos... así que otro de esos días que recuerdo es el que Sonata anunció la gira europea de Wintersheart Guild; España no estaba incluída en la lista países; así que de nuevo, ya con 17 añitos, no pudo ser.

Pero sigamos, a la rápida y olvidada APBE le sigue una de las mejores canciones (en todos los sentidos) que Sonata jamás haya compuesto "Gravenimage", tiene tintes de progresivo, una melodía acongojante y un Kakko esplendoroso, en vez de seguir diciéndo virtudes sobre ella, os la dejo a continuación (actuación en el Wacken Open Air 2008):




En ella se dice una expresión un tanto curiosa y nada arbitraria, "matar al silencio" y es que a pesar de que W'sG siga siendo un disco de power, los tintes de cambio y de progresivismo empezaron a notarse en éste ya, tal y como voy a contar más adelante. De hecho la expresión “matar al silencio” se ha vuelto casi una constante en todos los discos de Sonta, lo econtramos en este Wintersheart en “Gravenimage” e incluso en “The Dead Skin” de “The Days of Grays” (2009). Como muchas otras, esta no podría ser una hipotesis, o más bien una declaración de intenciones del propio Kakko en su voluntad de alejarse del sonido arquetipificado y etiquetado de que Sonata Arctica hacen power metal finlandés.

Le sigue "The Cage", otro de los himnos doble bombásticos, del grupo; la última canción próxima a Stratovarius del grupo, perteneciente a la "Saga Lobezna", es canción omnipresente en los conciertos, en los que suele servir de cierre. "Silver Tongue", "The Misery" y "Champagne Bath" cumplirán en el disco, si aportar mucho y serán seguidas por el single, del que ya hemos hablado; y en el útlimo tramo viene las que yo considero las verdaderas joyas del disco, y las canciones que a su vez dejaron un tanto sorprendidos a los seguidores del grupo: "Broken", "The Ruins of my Life" y "Draw me". Las tres, canciones melancólicas a más no poder, dramáticas me atrevería a decir casi, y preludio de algo que llegaría mucho más tarde "The Days of Grays" y hasta me atrevería a decir que "Unia", "Broken" en sí misma es una canción que nos habla de la condición humana, del mismo espíritu de un hombre roto (cualquiera de nosotros en cualquier mal momento sobre todo en el sentido trascendetal de la palabra), "heaven's closed, hell's sold out, so I walk on Earth, behind the curtain, hidden from everyone, until I find a new like to ruin again". Una canción que me llega al corazón; lo mismo puedo decir de "The Ruins of my Life", una especie de "My Land" metamorfoseada a un mundo interior roto, completamente roto y bueno "Draw Me"... una canción que cuenta la historia de un pintor cuyos retratos tuvieron el maldito poder de matar a quienes representaban; acabó así con su padre y su hermano y dejó de pintar. Tan inspiradoras me resultan estas canción que me han servido para escribir un par de cosas, ambas publicadas en Alter Ego, a continuación os dejo los enlaces de los vídeos de "Broken" y "Draw me" y a los textos que ambas me inspiraron. Y de paso, me despido hasta el siguiente capítulo:







7 comentarios:

Иbah dijo...

Al final me harás ponerme a estudiar a este grupo... :p

Saludos

Marc Costa i Sitjà dijo...

Uf Nbah, ya ves que es todo un tema xD yo es que llevo 10 años escuchándolos, y bueno por así decirlo hemos crecido juntos des de mi edad del pavo.

jimcueva dijo...

Bueno, llego algo tarde para comentar, jeje, pero me sigue encantando la historia tan completa que nos vienes dejando mi buen amigo, sinceramente mis felicitaciones por los pots que vienes haciendo de Sonata Arctica, y la forma en que lo planteas, de verdad que me sigues sorprendiendo =)

Saludos mi buen amigo!!!!!! ;)

Marc Costa i Sitjà dijo...

Más vale tarde que nunuca @Jim, gracias por tus palabras porque dan ánimos, la verdad es que este ultimo artiulo no acaba de contentarme.

Matias dijo...

Marc, yo también llevo mucho tiempo escuchandolos, no tanto como tu, pero mucho tiempo, ni habia salido winter cuando yo los escuchaba. la verdad que hoy por hoy no hay banda que tenga su estilo, que empezo muy similar a strato pero con el tiempo se fue separando hasta lograr lo que hoy es. estaria bueno, si no lo has hecho que analices las canciones the end of this chapter y dont say a word, a mi me parece que tienen mucha correlacion, como si una fuera continuacion de la otra. sonata es lo mejor que me ha pasado musicalmente hablando. jamas me habia identificado tanto con una banda. lastima unia jajaja, no me gusto para nada con excepcion de paid in full. saludos de Argentina

Victor Melo dijo...

Impresionante serie de artículos sobre Sonata Arctica, a los que siendo aficionado a grupos como Blind Guardian, Rhapshody y compañía, acabo de conocer, me imagino que en su día escuché algo suyo que no me llamó la atención y hasta hoy, cuanto tiempo perdido.

Me están gustando mucho, y eso que todavía no me he puesto con tu disco favorito ;).

¿Habrá futuras entregas? Ojalá...

marcsit dijo...

Buenas Víctor, oye muchísimas gracias por tus comentarios, como has podido ver, últimamente ha habido bastante inactividad, por desgracia, en este blog, y uno de los afectados ha sido esta serie de articulos de SA, espero que en un futuro no muy lejano cuando tenga tiempo pueda retomarlo. Un abrazo.