lunes, 9 de noviembre de 2009

20 años de la caída del muro de Berlín


Por ello y por no ser un experto en el tema, os recomiendo los siguientes enlaces, valen la pena; ellos mismos enlazan a un reportaje de El Mundo muy chulo.

http://fronterasblog.wordpress.com/2008/05/31/die-mauer/ http://fronterasblog.wordpress.com/2008/06/02/die-mauer-ii/

8 comentarios:

Иbah dijo...

De aquel día, con 12 añítos, viendo la tele, recuerdo las caras de alegría, los lloros y los abrazos, el gentío como en una fiesta, las flores y las botellas de champán, la gente achuchando a los policías que ponían cara de no entender ni papa de lo que estaba pasando...

La historia la supe después, el por qué de todo aquello. Pero, recuerdo bien que me sentí unido a toda aquella gente, a todos aquellos sentimientos. Al fin y al cabo, en las emociones y en los sentimientos nos reconocemos bastante bien todos.

No creo en las casualidades, sino en las causalidades. Intuyo que no sabemos el por qué ocurrió en ese momento y tampoco qué lugar ocupó en un plan mucho mayor. De todos modos, aquella alegría y aquel reencuentro -creo- me parecen lo más importante.

La izquierda, ciertamente, quedó noqueada. Pero por boba. No es cuestión de izquierdas ni derechas, realmente, pero hoy más que nunca vemos (si queremos) hasta qué punto nuestra forma de vida es deshumanizadora.

Se dice que con aquello acabaron los dos "modelos"...

Bueno, ninguno de ellos era real.

Saludos

Noe Domènech* dijo...

Hoy al ir de mi casa hacia el aeropuerto escuchábamos el taxista y yo la radio y a raíz de los 20 años de la caída del muro de Berlín, el locutor se preguntaba o preguntaba qué momento histórico o qué época nos hubiera gustado vivir.
He pensado en ello y al contrario a lo que la gente contestaba en plan la época hippie, la época de decadencia del imperio romano, el final de la segunda guerra mundial, etc. no lograba pensar en una época del pasado que quisiera revivir (y eso que me encanta conocer la historia); quizás sería capaz de revivir los 70, con tantos cambios tanto sociales, culturales como ideológicos. Pero mi época me encanta, si no fuera per la historia, quizás hoy no sería la mujer que soy CON LIBERATAD de todo, capaz de trabajar, estudiar, crecer y amar de una manera libre, sin perjuicios o sumisión (al menos en mi sociedad).
En fin, es algo que he estado pensando mientras volaba, pensando que esta época es muy buena, no perfecta, a veces reniego de ella, lo sé.
Y si pensara en un futuro me gustaría vivir el final y el logro de estudios científicos con aplicaciones, como lo sería la regresión del cáncer o alguna vacuna contra el virus VIH; pero todavía se queda en utopía.

Marc Costa i Sitjà dijo...

Buenas chicos, ya me perdonaréis la ausencia, porque de ausente lo he estado. Pero bueno, ha vuelto el momento de escribir :).

@Nbah, no recuerdo nada, nada de nada, para mi es història moderna más que contemporánea, algo que por mucho que lea o me figure o piense, jamás llegaré a comprender. De hecho poco más que esos dos artículos sé. Por otra parte creo en las casualidades causales, tengo una pequeña teoría sobre ello; la izquierda no era tan izquierda supongo...

@Noe, pregunta absurda (lo siento) si en ella no va incluída la elección de la condición social a elegir; porque si no se puede elegir la condición social me quedo sin duda con hoy en día; jamás tanta gente pudo vivir "tan bien". Cuestión de números.

Иbah dijo...

Cuenta esa teoría Marc, que me interesa.

Mi crítica a la izquierda es más que nada porque engañó a mucha gente entonces y lo sigue haciendo. Ni entonces sabía bien qué puñetas hacía, ni hoy lo sabe. Hoy, de hecho, está más perdida que nunca.

En cuanto a la ausencia..., no creo que tengas que disculparte, es algo normal. Yo he comenzado y dejado muchas cosas, blogs incluidos. Creo que es parte de la "corriente" que nos lleva.

De todas formas, me alegro de leerte.

Saludos

Pd. Quizás lo básico, el reencuentro, esa cosa tan especial, sí te sea fácil de comprender. Aquello fue quizás uno de los grandes reencuentros de la conflictiva historia humana.

Иbah dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Иbah dijo...

Por cierto:

Los muros exteriores vienen de los interiores... Y esos, pese a que intentemos hacer y hacernos creer que han disminuido o desaparecido... siguen -en mi opinión- tan altos y robustos como siempre.

Empezando por el que nos hacemos dentro de nosotros mismos contra aquellas partes que aislamos, reprimimos e intentamos destruir... Lógicamente, en vano.

;)

Noe Domènech* dijo...

Sí absurda soy lo sé

Marc Costa i Sitjà dijo...

@Nbah, no en vano quizá el útlimo semi-ensayo de Kundera se llame (originalmente) un rencontre, un rencuentro. No en vano. El tema de la "reflexión" es pasto de Alter Ego, cuyas vacas soltaré en breve (espero), es hora de sacar la cabeza del hoyo caliente y húmedo en el que la he mantenido.

A veces creo que simplemente estamos confinados en una prisión de cristal.

@Noe; no era mi ánimo (lo sabes) ofender, sólo que un mal día. Lo que me mata es ese pensar que si en el medievo seríamos caballeros o varios.