miércoles, 28 de octubre de 2009

Sesiones de café.


Nunca entenderé porque la gente se preocupa más por el tiempo que hace y no por el que pasa. Porque sí, el tiempo pasa y pasa entre sesiones de café, divagando, pensando, dejando volar los pensamientos, y eso es lo que hemos hecho esta tarde Marc y un servidor. Sobre lo que hemos hablado... sobre el tiempo y la serenidad que este supone.

El tiempo pasa y creo que esto es algo positivo, porque a medida que pasa el tiempo nos cambiamos, nos hacemos diferentes, evolucionamos y en esas evoluciones soñamos con anhelos por los que luchamos y después de ese paso del tiempo se llegan a cumplir. Nuestra vida es el tren de los sueños nunca dormidos que cruza los campos a veces valdíos otras veces primaverales, cubriendo el sol con su espumoso sonido. Y al montarnos en sus vagones soñamos y divagamos sobre cuál será el recibimiento en la siguiente estación. Y esos raíles antiguos ya oxidados constituyen ese tiempo lóngevo que trasciende todo, y el sendero que sigue el tren lo marcan nuestros deseos a los que nos acercamos a ritmo suave con el movimiento de los vagones.


Disfrutemos del trayecto, sentémonos tranquilamente, y miremos por la ventana, contemplaremos un paisaje que tan sólo nosotros hemos creado, y por eso es un paisaje sereno. Lo increíble de este viaje es que puedes elegir el próximo paisaje a contemplar e incluso las estaciones en las que parar. Pero para ello sólo vale subirse al tren de los sueños nunca dormidos...


4 comentarios:

Leticia Encinas Rosa dijo...

Jose, sublime, como siempre...

Cuanta razón, vivir el día, observar "nuestro paisaje", pero con todas las distracciones de hoy, muchas veces nos saltamos una estación, o, del cansancio de vivir, nos quedamos dormidos y nos saltamos un par de ellas...no es fácil...se nos escapa el tiempo entra los dedos, como polvo, sin poder evitarlo...aprovechémoslo al máximo!!

Un besote el en cogote

Letifú

Van Hessa dijo...

Más razón que un santo... Sin ser fan de John Lennon (más bien todo lo contrario) me gustó su frase esa de que la vida pasa mientras hacemos planes, o algo parecido.

José Luis Díaz dijo...

Gracias por los comentarios!

@Leticia: la verdad es que sí, a veces nos quedamos dormidos, pero en estre tren sólo vale soñar sin dormir, nos vemos!

@Van Hessa: creo que la frase era algo así como La vida es aquello que te va sucediendo mientras estás ocupado haciendo otros planes :) 1 saludo!!

Noe Domènech* dijo...

No sé creo que este tema es algo peligroso...
Yo creo que soñar es muy lindo, pero luchar y lograrlo lo es mucho más. Es cierto que mientras pensamos cambiamos, de ahi el gran poder del hombre, RAZONAR.
Me gustaría hablar más del tema con un café.
Muchos recurdos José