sábado, 25 de julio de 2009

Redefiniendo la originalidad

Nada en mí es original. Soy el esfuerzo combinado de todo el mundo a quién he conocido.

5 comentarios:

José Luis Díaz dijo...

Cierto gran verdad! En el fondo cada persona que pasa por nuestras vidas nos influye de una forma imborrable, a veces resulta complicado olvidar y aunque olvides siempre queda algo en nuestro subconsciente. 1 abrazo caballero!

Zarevich dijo...

Y eso sin contar la herencia genética y el inconsciente colectivo... :p

Iván

Marc Costa i Sitjà dijo...

No hay nada nuevo bajo el sol, ya me gustaría saber de dónde sacaron las ideas litearias los griegos.

Noe Domènech* dijo...

Buena frase porque hasta la base genetica de herencia gen-gen (porque el hombre es dilpoide)independientemente si es recisvo, dominante, multifactorial, poligénico y mil historias más. Todo ello te lo ha aportado TU MADRE Y TU PADRE así que la frase se "lo vale".

Marc Costa i Sitjà dijo...

Mamá, ¿porque me repito?