lunes, 22 de diciembre de 2008

En fondo, sólo existen ceros y unos

Este breve artículo es un comentario a las palabras de Thomas Pynchon que publicó Marc bajo el título de una buena pregunta. La idea no es demasiado descabellada si tenemos en cuenta que nuestras vidas se configuran mediante decisiones que podemos tomar o no, es decir, que el código binario es algo presente en nuestra forma de entender la vida.Existe un libro de filosofía china conocido como I Ching o libro de las mutaciones. Resulta que este libro está constituido por 64 hexagramas, y cada hexagrama está constituido por 8 líneas horizontales colocadas unas sobre otras, cada línea horizontal puede ser continua o discontinua. Cada hexagrama pretendía referirse a una parcela de la realidad. De modo que cada hexagrama esta formado por un código binario (linea partida o línea entera) y mediante combinaciones de ese código binario se expresaba una parte de la realidad. Quiere esto decir que la idea binaria es muy atractiva para explicar la realidad porque es simple y no da lugar a juicios de valor, es la forma más directa de referirse a nuestro mundo. Pensar en el mundo como un complejo escenario creado por Dios donde todas nuestras pautas y comportamientos se reducen a una compleja combinación de unos y ceros, creo que es la forma más directa de conocer la realidad. Una especie de Matrix donde por composición de acciones y funciones (ya lo decía nuestra querida álgebra) creadas en base a un código binario se deduce la diversidad que nos rodea. En Matrix a ese ser surpremo,creador de la lógica y de esas funciones, lo llamaban Arquitecto, me parece una muy buena mención para el ser que se encarga de "programar" nuestras vidas. Ah! que fácil suena el mundo contado de esta manera Muy buena la cita de Thomas Pynchon.

3 comentarios:

Gypaetus Barbatus dijo...

Entre el Yi Jing (I-Ching), Roger Penrose, tú y las ecuaciones de Navier-Stokes me estáis a punto de matar, xD.

José Luis Díaz dijo...

Pero con esta muerte tendrás un hueco en el paraíso!!
jeje!

iontxu dijo...

Amantes de los booleanos, en verdad os digo que las puertas del paraiso se os abrirán (o no) tras un condicional IF

xDDD