martes, 1 de diciembre de 2009

La defensa de la ñ


Este animal que gruñe,
con Ñ de uña,
es por completo intraducible,
perdería la ferocidad de su voz,
la elocuencia de sus garras en cualquier lengua extranjera.

José Emilio Pacheco
Premio Cervantes 2009


1 comentario:

Иbah dijo...

Siempre me ha parecido una letra con empaque, como se decía antes. Y, ciertamente, y dentro de lo que es un lenguaje y su papel como representante de tantas vidas y tantos mundos..., un gran símbolo.

Saludos