sábado, 5 de septiembre de 2009

Sonata Arctica (III), la promesa cumplida; los reyes del País del sol naciente

Partes anteriores:
Sonata Arctica (I), de Kemi a la Ecliptica

Sonata Arctica (II), la promesa de Ecliptica, la confirmación de Silence.

Un dia de finales de Junio de 2001, fui al gimnasio; esperé que mi tienda de discos habitual abriera, y una vez abrió me fui corriendo y allí estaba; mi vieja y tantas veces (¡tantas veces!) escuchada cópia de “Silence”. Lo digo antes de nada; “Silence” es y será para siempre, mi disco favorito de Sonata Arctica.

“Silence” fue predecido por el single Wolf & Raven, canción con la cual Sonata grabó su primer vídeo (un tanto de verguenza ajena la verdad) y canción que significaba la segunda de la “Saga de los lobos”, una canción rapidísma, muy intensa que recuerda a “Blank File” pero que es algo totalmente distinto;

Wolf & Raven (sencillo) (2001)



1. Wolf & Raven
2. Peacemaker


Preludio del que sin duda se convertiría en uno de los mejores discos del año y para la humilde opinión de un servidor, de todo el power metal:

Silence (álbum) (2001)


1. ...Of Silence
2. Weballergy
3. False News Travel Fast
4. The End of This Chapter
5. Black Sheep
6. Land of the Free
7. Last Drop Falls
8. San Sebastian (revisited)
9. Sing in Silence
10. Revontulet
11. Tallulah
12. Wolf & Raven
13. Respect The Wilderness (BonusTrack)
14. The Power of One
15. PeaceMaker (Bonus Track)
16. Wolf & Raven [Remake 2008] (Bonus Track)

“Hace realmente la mejor de todas las músicas. Está por todas partes, escondiendo al que escucha; y sin él, no podría vivir: el Silencio”; un servidor cree que un disco de Power Metal no puede tener mejor inicio que el ofrecido con Silence on las canciones “...Of Silence” y en especial “Weballergy”. Está última es y será para siempre mi canción favorita de Sonata Arctica; por supuesto las hay que las siguen muy de cerca pero realmente “Weballergy” no tiene rival; no hay mejor canción para hacer un sprint, para salir a correr, para conducir; para subir la adredalina y decir “carpe diem”, “Si vives, mueres, una chispa en el tiempo” reza su estribillo. “Silence” es de todas formas la madurez del estilo de “Ecliptica” un disco quizá más comercial por la inclusión del medio-tiempo en algunas canciones y la pulidez de las baladas; de todas formas los temas puramente Power Metal (Weballergy, False news travel fast, Black Sheep, Wolf & Raven, Land of the free, San Sebastian y Respect the Wilderness) son la continuación con experiencia de lo que se conreó en “Ecliptica”. Además por si hubiera lugar a dudas; el disco cuenta on la actuación estelar de Timo Kotipelto, cantante de Stratovarius; en False News Travel Fast, el grito del final de la canción le corresponde; en resumen, Sonata ampliaban su abanico de público pero por encima perfeccionaban (y no conseguirían perfeccionarlo más en mi opinión) el power metal practicado en Ecliptica; así mismo se veía claramente que dicho estilo se le quedaba pequeño a los chicos de Kemi y urgía la experimentación tanto a nivel lírico como musical.

Si desmontamos Silence, nos encontramos con los medios-tiempos y baladas que para mí forman el conjunto de mejores canciones compuestas por Kakko, al menos las más aceptables para el público general; “The End of this Chapter”, inicia la “Saga de Caleb”; una canción larga, compleja, con introducción incluida cuyas cualidades son tan grandes que me quedaría sin palabras así que mejor os dejo el vídeo y le echáis una escucha. Un truco: si queréis enganchar alguien a Sonata y no queréis emepezar con una lenta, empezad con esta canción.




Temáticamente, junto con los “lobos” esta canción no es la primera pero si que hace mucho incapié en la decepción amorosa, tema del que Sonata nunca se podrá deshacer; “te dí mi tiempo, te dí toda mi vida, te dí todo mi amor, hasta el útlimo centavo y me dijeron que era un crimen (...) dime que nuestros tiempos pasados nunca morirán, dime que las viejas mentiras son mentira (...)”, el tema es que Caleb en cuestión (nombre que sería desvelado en “Unia” (2007), una especie de Alter Ego de Kakko) perdió a su amor Juliet (nombre desvelado en el nuevo “The Days of Grays”) y por haberla perido enloquece y decide que sí Juliet no está con él; el no puede vivir, así que su obsesión es hacer que almenos en muerte estén juntos; en esta canción Kakko nos cuenta como crece en Caleb la idea de acabar con su vida y con la de Juliet.

Black Sheep es la canción que sigue; canción de nuevo pura y dura de Power Metal, y que es otra de esas eternamente presente en los conciertos de Sonata Arctica; “Last Drop Falls” es la siguiente canción del disco, una lenta, tan y tan bonita que se convertiría en el segundo single de “Silence”, “ el tiempo me dará la razón, si no puedes ver el problema que tenemos; una habitación llena de paredes, la jarra del amor no se seca hasta que de ella cae la última gota”.

Last Drop Falls (sencillo) (2001)


1. Last Drop Falls
2. Die With Your Boots On (Iron Maiden cover)
3. Mary-Lou (acoustic version)


Otra canción para la memoria de Silence (volvemos a Silence) es “Talluah”, canción que por definición gusta a todas las chicas y a todos los chicos con un mínimo de sensibilidad; os incluyo el vídeo os lo ponéis y os cuento una anécdota de la canción en cuestión “es más fácil vivir sólo que sentir que el tiempo [de una relación] se acaba”:




¿Os acordáis de E.? Mi amigo al que le gustaba Dana. Pues bien, se dió un momento en el que salía con una chica increíble, Laura (descanse en paz), una chica fenomenal de la que era difícil no enamorarse, “te ví andando cogida de la mano del batería del grupo, el del pelo largo, parecen enamorados, baila con mi princesa, me la robó pero se que el sentimiento sigue vivo, sigue muy vivo”, bien esto dice la canción; esto es exactamente lo que le sucedió a mi amigo. Exactamente eso y en cuanto se dió cuenta escuchando la canción tuvo que llamarme (bien sabe él cuánto me gusta Sonata Arctica). No en vano esta canción ha sido versionada por una cantante pop muy popular en finlandia. No en vano...

No puedo dejar de hablar de Silence sin mencionar si quiera “The Power of One”, la primera canción de más de 10 minutos de Sonata, ya sé que soy un pesado pero... otro temazo; canción con un contenido lírico increíble, y elaboradísima; Kakko se inspiró en uno de sus libros favoritos (que tengo para leer en el escritorio) “The Power of one” de un escritor sudafriano que narra las peripecias de un joven africano que tiene que superar mil y un problemas, y hacerle frente a la vida en todos sus males para salir adelante. Esta canción en su conjunto, es un muy buen resumen de todo lo que se ha visto en Silence, puesto que contiene toda la esencia del disco, 10 minutos para la historia del Power Metal en mi opinión.

A Silence le precedió algo increíble para Sonata Arctica, bueno dos cosas increíbles en particular; el triumfo exagerado en Japón de Sonata Arctica (que les llevaría a girar con Iron Maiden allí más tarde) y la edición de su primer directo; “Songs of Silence” (2002), ¡y eso que contaban con tan sólo dos discos! (y la voz de Kakko sufría por aquél entonces muchísimo en directo, hecho que ha mejorado expoencialmente en los años); por supuesto por aquel entonces un servidor aún no había conseguido poderles ver en directo; algo bastante dramático me sucedió...

Tenía yo apenas 14 años cuando Sonata Arctica giró Europa con “Silence” teloneando a Gamma Ray con su “No World Order”, mis ganas de ver a los chicos de Kai Hansen ya eran importantes (estamos en Octubre de 2001), pero las de ver a Sonata eran estratosféricas; al llegar a la sala de conciertos, la Razzmatazz 1, no me dejaron entrar... des de hacia 2 semanas el Ayuntamiento de Barcelona había prohibido la entrada a los recintos de concierto a menores de 16 años como consecuencia de la muerte de un joven en un concierto en la sala Salamandra; en mi segundo intento por entrar Sonata Tocaban San Sebastian y sólo pude hacer que echarme a llorar en la entrada. Fue un dia realmente triste. Se trataba de la segunda gira importante europea de Sonata, tras la anterior con Stratovarius. Y bueno, mañana, ¡más!

4 comentarios:

jimcueva dijo...

Silence es un discazo!!!!, y vaya, me imagino lo que sentiste cuando no te dejaron entrar al concierto, me imagino la cantidad de lágrimas que habrás derramado, pero bueno, al día de hoy ya es un triste recuerdo, espero la cuarta parte de esta interesantisima historia... =)

Saludos buen amigo!!!!!!!!! ;)

Marc Costa i Sitjà dijo...

¡Gracias @Jim por los comentarios! La verdad es que fue una experiencia muy desagradable, ademas ese mismo año venían grupos muy importantes para mí como Rhapsody, así que tuve que entrar en ellos con el carné de identidad de un amigo mayor, ¡no me podía perder la que sería la única oporunidad de mi vida de ver a Rhapsody!

Shugokz dijo...

He encontrado tu blog por pura casualidad, y me ha encantado, que articulo de Sonata, nunca he leido uno igual y me recuerda tanto a mi qu eme hacen saltar las lagrimas ^^.
Sigue asi que te has ganado un fiel seguidor.

Marc Costa i Sitjà dijo...

Gracias @Shugokz! Como puedes ir viendo de momento aún tengo para unos cuantos más de Sonata, disculpa por tardar tanto pero es que no encontraba tu comentario.