viernes, 27 de marzo de 2009

"Los días felices" de Samuel Beckett

La palabra es todo lo que tenemos


La Semana del Teatro, a nivel personal, El Día Mundial del Teatro a nivel global, así es: hoy es ese día, en Madrid se celebra hoy la Noche de los Teatros, pero yo a decir bién y al estar en Madrid me he dado la semana de los teatros, ya lo iréis viendo en las entradas siguientes.

La primera que fui a ver en el contexto del XVIII Festival de Teatro de primavera de la UPM, fue "Los días felices" ("Happy Days" o del francés "Oh les beaux jours"), en la E.T.S.Arquitectura del grupo de teatro Caín. Al llegar, la sala no estaba muy llena, a pesar de que fuera la estrena, cosa que me apena puesto que muchas veces el teatro amateur supera con creces ciertos teatros profesionales y por ende gratis. ¡Así somos en la UPM!

Sinopsis: ”Extensión de hierba reseca que se eleva en el centro en forma de pequeño montículo. […] Enterrada hasta más arriba de la cintura y en el mismo centro del montículo: WINNIE.”

Crítica: La Sinopsis habla por sí sóla; en una actuación de teatro no puedes criticar la obra, el guión, eso es otra cosa: cuando uno va a ver una obra debe conocer de antemano ante que se enfrenta, y si es Beckett más aún; con sólo pronunciar ese nombre provocas el resoplido de muchos aficionados al teatro. Asumido eso la obra fue fantástico, unas interpretaciones de muy alto nivel, sin asumir eso, me aburrí profundamente y me exasperé como jamás me había exasperado viendo una obra de teatro... y eso que este domingo repito con Esperando a Godot... La obra nos presenta a un personaje, Winnie (interpretada por cuatro actrices distintas de las qu destaco des de aquí el trabajo de las dos útlimas, Violeta y la chica que ya tenía todo enterrado), enterrada en la arena, bueno, ellos utilizaro un montículo de papeles de periódico... lo único que tenemos. La obra nos presenta un diálogo repetitivo, absurdo, inconexo, como un concierto de música contemporánea en que el mensaje se diluye pues no debe ser interpretado: debe ser sentido. Y lo que sentí fue incomodidad y rechazo; y lo peor es que de eso se trata. Te concentras en el diálogo, para sacarle algo de jugo, algo trascendente y no cojes más que frases que más o menos en inglés seguramente sonarían mejor y cuando por fín parece que las cosas empiezan a cobrar sentido, Winnie nos sale con otra cosa, completamente absurda y anda, ¡vuelta a empezar! Pero claro, eso es el texto. Y la culpa no es suya. La obra está elegida y adelante con ella.

A modo de conclusión dejo lo siguiente: me aburrí, me perturbó y me incomodó; pero los actores lo hicieron realmente bien. Poco más se puede sacar de esa obra, eso seguro.

Notable bajo

2 comentarios:

ladyviola dijo...

Buenas Marc!
Javito me chivó el comentario sobre la obra!
jeje.. si Beckett.. es.. Beckett!!
q tal esperando a Godot??

repecto a nuestra obra "Happy days", gracias x el comentario sincero: me aburrí, y me incomodo (aunq no culpa de las actrices!jeje), xo despues de haber leido mucho el texto (sobre todo mi parte), y haber reflexionado aun más, pienso q efectivamente, esa es la intencion final de la obra... crear desprecio hacia Winnie, a pesar de que ella hace todo lo que puede xa ser feliz..
xa mi es un toque de atencion: cuidado! no os convirtais en Winnies! o mejor: cuidado! seguramente YA sois Winnies..
xo bueno, no voy a contar muy extensamente la opinion que tengo sobre la obra, podría ser un poco aburrido xa los eventuales lectores!!

sin embargo, decirte q, de tanto ver, y oir la obra, (y actuarla), claro, me he dado cuenta de las deliciosas palabras del texto! y es q al ppio, yo tb lo veia como un dialogo inconexo, y un papel impsible xa un actor!! xo.. o yo he domesticado el texto, o el texto a mi, xq ahora lo veo lleno de pequeños guiños, de pequeñas muestras de humanidad, de humor.. y desde luego, un regalo xa un actor...
xo supongo , eso viene con el tiempo..

tiempo.. si, si un dia tienes tiempo, te invito a que leas la obra (te dejo si quieres el libro), creo q una segunda lectura (o vision), sería mas justa, xq al ser una obra algo tediosa, yo creo q el aburrimiento hace desconectar, y saltarnos algunos trozos.. no vale con escuchar.. hay q OIR!!

vaya, qué charlatana soy!!
me despido ya!

encantada, Marc!!

à la prochaine!!

Platz dijo...

P.d:
tengo un blogg con unas amigas, sobre arqutiectura, cultura,y cosillas varias..
la parte de cultura la llevo yo con otra amiga, y la verdad es q no lo llevo nada nada al dia (sobre todo yo), xo si quieres pasarte, de vez en cuando escribo la crítica de algun espectáculo!
aunq no tiene demasiados lectores..),
bueno, me dejo de tirar piedras sobre mi propio tejado!

http://elproblemaeslafelicidad.blogspot.com/